«

»

ago
25
2011

Veinte años de Linux

Hoy 25 de agosto es una fecha muy especial en el calendario tecnológico, particularmente, en el mundo del software libre porque se cumplen veinte años del nacimiento de un sistema operativo que llegó para cambiar las cosas y convertirse en una alternativa libre que daría pie a toda una comunidad de colaboradores que trabajarían, de manera desinteresada, en aportaciones y mejoras del sistema. Hoy 25 de agosto se cumplen 20 años del nacimiento de Linux.

yt

Orígenes y motivación

En 1991, en Helsinki (Finlandia), un estudiante de Ciencias de la Computación de la Universidad de Helsinki de nombre Linus Torvalds y con 21 años de edad, ya llevaba cinco años programando en lenguaje C y conocía bastante bien el sistema operativo Minix (una réplica gratuita de Unix desarrollada por el profesor Andrew S. Tanenbaum con fines didácticos y eductativos), decidió poner en práctica los conocimientos adquiridos en un proyecto personal.

Adquirió un IBM PC con un procesador 80386 y partiendo el libro Design of the Unix Operating System de Maurice J. Bach, comenzó a trabajar en su proyecto: una implementación de UNIX que ejecutase cualquier tipo de programa sobre una arquitectura IBM PC, algo que daría pie al núcleo de Linux.

Torvalds escribió el programa expresamente para el hardware que usaba, para asegurarse que se usaban las funciones de su nuevo PC y, precisamente, es algo que hoy en día sigue ocurriendo. Para su desarrollo, Torvalds utilizó Minix como entorno de desarrollo y el compilador usado fue GNU C compiler. El 25 de agosto de 1991 a las 20:57:08 GMT, Linus Torvalds anunció que había creado este sistema en un mensaje enviado al grupo de noticias comp.os.minix.

Torvalds primero publicó el núcleo de Linux bajo una licencia propia en la que publicó el código fuente pero que tenía restricciones contra la actividad comercial. En 1992 decidió cambiar la licencia a la GNU GPL, primero anunciándolo en las notas de lanzamiento de la versión 0.12.6 y, a mediados de diciembre de 1992, publicando la versión 0.00 usando GNU GPL.7.

asd(click para ampliar)

La colaboración como motor de avance

El gran motor de Linux son las personas que colaboran en su desarrollo: programadores, testeadores, traductores, diseñadores, etc. Un nutrido grupo de personas que gracias a cuyo esfuerzo se ha consolidado a Linux en estos veinte años de vida. En 1992, con el proyecto recién arrancado, se contaba con una centena de desarrolladores que se sumaron al proyecto de Linus Torvalds y que, hoy en día, se cuentan por miles que trabajan tanto en el núcleo del sistema como en los entornos gráficos de escritorio, en las miles de aplicaciones existentes o en las distintas distribuciones GNU/Linux.

Linus Torvalds sembró una semilla que, tras germinar, ha propiciado una intensa comunidad que, aportando lo mejor de cada uno de sus miembros, han catapultado a Linux más allá de entornos académicos. Hoy en día Linux está presente en muchos ámbitos y en aplicaciones críticas y grandes empresas como Intel, Google, IBM, AMD, Sun Microsystems, Dell, Asus, HP, Analog Devices, Oracle, Novell o Red Hat, que colaboran en la difusión de Linux desarrollando aplicaciones, preinstalando el sistema operativo o colaborando con el desarrollo del núcleo.

¿Qué beneficios ha reportado?

Linux es libertad, estabilidad y seguridad. Uno de los puntos fuertes de los sistemas GNU/Linux es el acceso al código fuente, lo cual permite personalizar el funcionamiento, auditar la seguridad del sistema o independizarse del proveedor. Por otro lado, gracias a GNU/Linux y, en general, al software libre, se ha consolidado toda una industria de soporte y desarrollo en código abierto que ha permitido la introducción de Linux en sectores educativos, gubernamentales, industriales, etc, propiciando un importante ahorro a las empresas y abriendo la puerta a una importante reducción en los costes de operación TIC de las empresas gracias a las migraciones de los puestos de trabajo.

Linux en la vida diaria

Linux está presente en muchos aspectos de la vida diaria, desde los TPV (terminales puntos de venta) de algunos establecimientos a la cartelería digital de algunas organizaciones. Da soporte a los servidores de LinkedIn o Facebook entre otros, está presente en smartphones y tablets o en algunas de las supercomputadoras más potentes que existen hoy en día (las 10 más potentes usan sistemas operativos basados en Linux, algo que se repite en la gran mayoría).

En este veinte aniversario y después de más de 13 millones de líneas de código, existe un derivado del kernel de Linux que está extendiéndose por todo el mundo como la pólvora y, en su nicho de mercado, se está coronando como el líder absoluto: Android y al sector de los dispositivos móviles. En muy poco tiempo, Android está llevando Linux a millones de usuarios que, posiblemente, nunca hubiesen imaginado ponerse delante de un equipo con este sistema operativo instalado.

Precisamente, esta democratización del uso de Linux es otro de los hechos destacables de estos veinte años. Pensemos que una idea que nació como un proyecto personal al que se fueron sumando colaboradores, ha calado tanto en los sectores empresariales, servidores y puestos de trabajo, está presente en Universidades, centros de investigación o Administraciones Públicas y, en apenas unos años, se ha metido, literalmente, en el bolsillo de millones de usuarios que ya son usuarios de Android y, por tanto, lo son de Linux (cifra que seguirá en aumento conforme avancen los años).

Falsos mitos de Linux

Si hay algo con lo que Linux ha tenido que luchar con el paso de los años es con ciertos prejuicios que se le achacaron y que ha arrastrado durante bastante tiempo. Si bien es cierto que estos mitos se han ido disipando con el paso de los años, para algunos usuarios siguen siendo unas importantes barreras de entrada para el uso de sistemas operativos basados en Linux.

¿Y cuáles son estos falsos mitos?

  • Linux es complicado, algo que es totalmente falso y que, con el paso de los años, ha convertido a las distribuciones GNU/Linux en sistemas operativos de fácil uso. En sus orígenes, los sistemas GNU/Linux estaban orientados a usuarios expertos que manejaban todo mediante línea de comandos. Sin embargo, hoy en día gracias a los entornos de escritorio, cualquier persona sin conocimientos avanzados puede manejar su ordenador con Linux y ya no necesita configurarlo mediante la consola, también puede hacerlo mediante su entorno gráfico.
  • El entorno gráfico es feo y poco usable, creencia que también hoy en día es errónea puesto que los entornos de escritorio de las distribuciones GNU/Linux ofrecen un alto grado de personalización y, además, han cuidado mucho la estética y el diseño.
  • Para ser usuario de Linux se debe ser programador, algo que es totalmente falso porque la mayoría de funciones habituales están representadas por alguna aplicación que ya existe y, por tanto, o está ya instalada o su instalación es sencilla.
  • Apenas hay soporte para hardware, una de las creencias que ha frenado bastante a los usuarios. Si bien es cierto que existen fabricantes que no se han preocupado mucho por proporcionar drivers para Linux de sus dispositivos, el trabajo de los desarrolladores del Kernel de Linux incluye el soporte de una gran cantidad de dispositivos que, en la versión 3.0, llega a cubrir el Kinect de Microsoft.
  • sdf Una distribución GNU/Linux no puede usarse en un entorno de oficina, algo que también se ha demostrado que es un mito y que, por ejemplo, LibreOffice puede sustituir a Microsoft Office siendo, además, una opción sostenible y que permite un importante ahorro de costes.

Fuente: Bitelia.com
Fuente: TheLinuxFundation

Share

Enlace permanente a este artículo: http://osl.uc3m.es/?p=1155

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.

*

  • RSS
  • E-mail
  • Twitter
  • Facebook
  • YouTube